Mi mamá también es una ‘niña TIC’

Para muchos, que la mamá tenga twitter es una verdadera pesadilla, y pasan días en el dilema de si aceptarla o no en facebook. Para mi, es una completa maravilla.

Si, mi mamá es tuitera y tiene facebook para ver todos los chimes de la familia y jugar Angry Birds y yo no podría estar más orgullosa de ella; por eso hoy, vísperas del día de la madre, decidí apartarme un poco del tema que tengo en el tintero sobre la regulación de redes sociales, y hacerle un homenaje, no sólo a mi mamá sino a todas las mamás que se han animado a entrar en el desconocido mundo de la tecnología sin dejarse humillar por sus hijos.

Cuando salió el famoso stand up comedy ‘La pelota de letras’, no pude reirme, a diferencia de muchos de mis amigos, cuando Andrés López, descaradamente se reía de su mamá que no sabía ni prender el computador y tejía carpetas para el mouse. No, no pude. Mi mamá, con justa razón, me hubiera mirado con cara de ‘usted no tiene motivos para reirse’ y es cierto. Pocos de mis amigos que se reían carcajadas podían decir que tenían una mamá capaz de hacer y deshacer con la última versión de Autocad.

Si, mi mamá maneja Autocad a la perfección (un programa que estoy muy lejos de entender). Para que se hagan una idea de como es ella, no crean que es una de esas mamás que parecen hermanas mayores y que son ejecutivas en una empresa que las obliga a tener contacto con la tecnología; no, ella es mamá de verdad, de las que se pasan horas en la cocina haciendo delicias, y que cura la gripa con aguapanela con limón, y así se enfrentó con toda la dignidad posible a un mundo revolucionario que se abría ante sus ojos, y por eso, y mil cosas más, me siento completamente orgullosa de ella.

Tal vez, por eso me ofende mucho cuando la gente piensa en tecnología para la mamá y cree que una olla arrocera es lo máximo. No subestimen a esas personas que tuvieron la osadía de criarlos a ustedes y salieron victoriosas. Una mamá, así como hace magia en la cocina, puede hacer magia con un computador y con un iPad o un smartphone.

En mi casa, la tecnología se convirtió en protagonista al acortar las distancias que nos separan. Desde hace 3 años y medio no vivo en mi casa, ni en la ciudad de mis padres (y de esos 3 años y pico, viví 6 meses en otro país) y si le preguntan a cualquiera de mis amigos, podrán asegurar que yo no puedo vivir más de 6 horas sin hablar con mi mamá, y a la tecnología le debo que la pueda llevar en el bolsillo.

Mañana será el tercer día de la madre que paso lejos, pero ¿qué es estar lejos en el siglo XXI? puede que no pueda darle el abrazo y el beso que quiero, pero tendré el placer de desayunar con mi mamá y mi tía, skype hace maravillas. Y así mismo, he visto a mi familia tardes enteras tomando el té con sus amigas en España, todo a través de una pantalla. Eso enamora.

Por eso cuando su mamá le diga que le enseñe, no la mire con cara de pereza, armese de paciencia (porque la va a necesitar) y enseñele. Corre el riesgo (como me pasó a mi con mi iPod) de perder sus dispositivos cuando ellas se engomen y seguramente el próximo regalo será más costoso. Mi abuelita ya quiere un computador.

Yo, tuve la fortuna de tener dos mamás (a mi tía la incluyo en ese combo) y he tenido el infinito placer de ver como las dos, en vez de renegar de los cambios del nuevo siglo, se han aventurado de lleno a amar lo mismo que yo amo y hacer cosas fantásticas con eso. Yo creo que mi tía no se imagina lo orgullosa que yo me siento de saber que su último trabajo como docente de la UNAL fue una multimedia con su curso de historia del mundo moderno. Pudo haber escrito un libro, pero no, hizo, a puertas de jubilarse, una multimedia.

No se imaginan la alegría que se siente recibir un tuit de la mamá, o poder verla en las noches por skype cuando se está lejos, y mucho más verlas haciendo cosas que la sociedad cree que no pueden hacer.

Puede que ya sea un poco tarde y que muchos ya fueron a comprar el tradicional perfume, pero si quiere hacerle un regalo increible a su mamá, vaya comprele un iPad, un computador, un smartphone y pase la tarde del domingo enseñandole a manejarlo. Será el mejor día de la madre, para usted y para ella.

Ah, y no se preocupen cuando la mamá lo empiece a seguir en twitter, lo máximo que va a hacer es llamar preocupada cuando usted ponga que le duele la cabeza.

Un comentario en “Mi mamá también es una ‘niña TIC’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s