A mi sí me cambio la vida un pajarito

Si, el jueves pasado habíamos cerrado el especial de las #NiñasTIC, sin embargo, todavía quedaba una sopresa en el tintero. Hoy una de mis tuiteras favoritas, y sin herir susceptibilidades, la sonrisa más brillante de mi TL, está cumpliendo 3 años en la red del pajarito, y aceptó la invitación para compartir en #TICenTacones su post sobre sus primeros 3 años en esta red social. 

Por: Sandra Álvarez – @Sanpalqui

¿Qué si twitter me cambio la vida? yo les puedo decir que si...

Cuando miro hacia atrás y me doy cuenta que la Sandra de antes no es ni la sombra de la “Sanpalqui” de ahora, puedo decir con todo conocimiento de causa que todo este rollo del Social Media, las Redes Sociales, Twitter, Facebook y la conectividad… sí me cambiaron la vida.

Cosas buenas y no tan buenas han pasado durante estos 3 años. Lo mejor es que he aprendido ha ser una mejor profesional e indudablemente una mejor persona. Muchos leerán esto y dirán… “que bobada, como una red social le puede cambiar la vida a alguien, que falta de vida centrar todo lo que le pueda pasar a alguien en un computador, en un dispositivo móvil, que aburrida una persona que vive “conectada”.  Y la verdad, pues si, aunque no lo crean es así. ¿Quieren saber por qué? Pues bien… aprovechando que hace 3 años empezó esta “locura”… les voy a contar…

Mi vida era una “rutina perfecta” de la casa al trabajo, del trabajo a la casa, la comida servida y la ropa planchada… toda una maravilla. Los fines de semana se compartían piñatas, primeras comuniones, paseos familiares, asados y domingos en la casa de los papás. Y no es que esté diciendo todo esto en tono irónico, esos planes me gustaban, eran mi vida y para mi eran perfectos. De lunes a viernes trabajaba en algo que no me hacia sonreír y así dure 9 años de mi vida… si, 9 años…pero me pagaban por estar ahí,  entonces era parte de esa “zona de confort” a la que el ser humano a veces se mal acostumbra, sin importar si lo hace feliz o no…

Un día cualquiera mi excuñado me contó que existía una “cosa” llamada twitter, que era la locura… me acuerdo que ese día me registré y no entendí NADA!! (como a muchos nos pasa), 2 meses después en el trabajo me dieron una BlackBerry y se me dio por instalar la app en el celular… ese día me convertí en una twittera oficial :). Uno de mis primeros tweets fue a la cuenta de @Sipoteburrito y para suerte mía me gané un burrito, pero debía enviar mis datos por DM… jajajaja… ignorancia absoluta, no tenía ni idea qué era eso… así que acudí a un ex novio que me encontré por esta red y muy amablemente me explicó qué significa eso y estuvo como una hora explicándome tips y recomendándome gente divertida e interesante a la que podía seguir… me habló en su momento de @Hyperconectado@Adrianitaca@Tuiteretera@OmarGamboa y leerlos, era realmente divertido e interesante. El primer artista que seguí, obviamente, fue @CarlosVives (él no escribía nada en ese entonces) y así poco a poco fui creciendo mis “SIGUIENDO” aunque mis “SEGUIDORES” eran más bien pocos, casi contados con la mano.

Poco a poco la red se convirtió en algo que revisaba constantemente, les sabía parte de la vida a algunos. Twitter empezó a “sacar” la parte amable que había en mi. Es en serio, a mi jamás alguien me había dicho que tenía una sonrisa bonita, fue en twitter donde me dí cuenta que si sonreía más seguido y mostrando los dientes me veía mejor 😉 así que empecé a utilizar siempre un avatar agradable y sonriente y eso marcaba la diferencia. Se puede decir que a punto de “sonrisitas” gane followers y followers ;).

Mi vida hasta ese punto seguía con la “Rutina Perfecta”, pero cuando llegué a los 1.000 seguidores (a punto de sonrisitas jajaja) y gracias a una que otra campaña publicitaria que había apoyado en Facebook, las agencias vieron en mi, eso que llaman una “influenciadora” y eso era divertido, me pagaban por twittear!! jajajaja por escribir lo que yo pensaba, por probar marcas, por ir a sitios nuevos y contar como me parecían.

Pero la “rutina perfecta” empezó a tomar otro rumbo, amigos nuevos, contactos interesantes, una vida social no agitada pero si diferente, me quité una venda de los ojos que me hizo sacudir en una realidad que tal vez no me gustaba tanto… pero bueno, cosas de mi vida personal ya las he contado en otros post entonces no vale la pena repetirlos por acá.

Empecé a disfrutar mucho más mi “freelance” en Redes Sociales, a tomarlo diferente, twitter y facebook me estaban dando $$. Fui consciente de eso en el momento en que se me cruzó alguien que marcó una influencia especial en todo este cambio y me hizo querer y aprovechar a mi beneficio las redes sociales. @OmarGamboa el mismo que al inicio de todo esto me recomendaron seguir porque era considerado uno de los mejores twitteros del momento (y sigo pensando que es así, todavía sus tweets me hacen reír) . A él le empecé a aprender que esto no era un juego, que de acá podían salir mil proyectos y que era probable que pudiera vivir de ellos.

Era el momento del cambio, era necesario trabajar en algo que me hiciera feliz, de lo que yo pudiera aprender y por “causalidades” de la vida, me fui de aquella empresa, de aquella “zona de confort”, pero a los 15 días, ya estaba aplicando para el cargo de Analista de Redes Sociales de una de las compañías más importantes de Colombia. La prueba (que orgullosamente digo que gané, porque competía con más de 25 personas para un sólo cargo),  era mía y acá estoy, aprovechando cada minuto, aprendiendo de todas las situaciones, problemas, “chicharrones”, triunfos, reconocimientos y premios.

¿Qué si twitter y facebook han cambiando mi vida? pues claro que si, ahora tengo un círculo de amigos, pocos en el llavero, pero muy buenos amigos. He compartido experiencias bonitas y no tanto con muchos de ellos, me han “sacado” la piedra en twitter, he dicho mil veces que Facebook es del diablo, he querido no volver a saber de redes sociales, pero son más las satisfacciones que las decepciones. Por ejemplo, le debo mil alegrías y orgullos a los Premios TWCo, los quiero y los defiendo como propios, me han hecho llorar, pero con toda seguridad me han hecho reír mucho más. Ahora soy una mujer más segura de mi misma, de mis capacidades, de mis actitudes y aptitudes, soy feliz porque con mi interacción en redes de alguna manera les sirvo a otros, hago sonreír a unos tantos y puedo influir en muchos aspectos para otros.

En twitter volví a encontrarme con el amor, a tener una ilusión que me hace sonreír todos los días. Por las redes sociales comparto lo que me hace feliz, lo que me pone triste, lo orgullosa que estoy de mi hija, lo importante que es mi familia. Ustedes conocen gran parte de mi vida y lo permito porque han hecho parte de esta historia.

Por eso hoy con muchos más sueños, proyectos e ilusiones puedo decir con total orgullo y seguridad, gracias Redes Sociales por cambiarme la vida y darme la oportunidad de ser un poquito más feliz.

CRÉDITOS:

Fotos Archivo personal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s