#ComunicaTrends: un claro ejemplo de curaduría

“En el mundo de la comunicación digital la clave está en saber curar los contenidos” Esta frase que ni siquiera recuerdo claramente quien me la dijo… ni cómo, ni cuándo, ni dónde… ha sido un reto desde el día en que emprendí mi camino profesional. Y hoy tengo en mis manos el claro ejemplo de aquello que llevo buscando desde entonces: #ComunicaTrends, el más reciente libro de Uriel Sánchez (@buzondeuri).

Desde que supe de la existencia del libro tuve claro que lo iba a leer (y a disfrutar), sin embargo en el momento en que el mismo Uriel me lo entregó, sentí una emoción que sólo se siente cuando alguien a quien admiras mucho te confía sus letras para que las leas y aprendas de ellas.

Quienes me conocen saben que tengo la peculiaridad de no saber expresar muy bien lo que siento por lo que mientras miles de emociones hacían conexión entre mi cerebro, corazón y alma sólo pude soltar un escueto “gracias gerente (si Uriel además de maestro es mi jefe), lo voy a leer y le cuento”. Y aunque le prometí que no lo leería en mis vacaciones, no me resistí y acá está el resultado de una apasionada lectura, de esas que sorprenden a cada pasar de página: una recomendación absoluta y sincera.

Son 275 páginas de trinos fina y cuidadosamente seleccionados, trinos que hablan de pasiones, profesiones y sobre todo, de enseñanzas. Lo podría describir como la perfecta antología o los “grandes éxitos” de lo que ha pasado por el timeline de @buzondeuri. Juiciosamente clasificados entre reseñas de libros, conferencias y curiosos trinos sueltos.

Habla de “todo un poquito” como diríamos por acá. Es como si estuvieras en Twitter, pero con el cálido aroma del papel, sin la prisa del algoritmo cronológico (y sin las bobadas que muchos escribimos por la red social del pajarito), es un libro para leer en orden y en desorden. Para devolverse, saltar de una sección a otra, tomar notas, hacer listas y sobre todo prestar mucha atención a tesoros que se esconden entre letra y letra.

Lo leí con la calma de los días de descanso, tomé varias notas y lo llené de papelitos de colores como hago con esos libros que sé que no se quedarán tragando polvo en la estantería, de esos libros que yo digo que hacen parte de mi “carta de navegación” porque sé que los retomaré varias veces en diferentes escenarios de mi vida, y porque además, como lo dijo mi mamá cuando se lo mostré “es el regalo perfecto, en el momento apropiado” justo porque llega cuando decidí adentrarme más en ese apasionante mundo de las marcas y la comunicación estratégica.

¿Qué le faltó? Elementos gráficos. Es un libro que dejaría perfectamente jugar con infográficos y un poco más de color. Ahí queda la tarea para la versión digital. Lo siento, yo soy de la generación que prefiere los libros “con dibujitos”

¿Lo mejor? Los apuntes literarios. Los que aún no han pasado por mis manos están en la lista de las lecturas pendientes para este 2015.

En resumen: léanlo, disfrútenlo, de a poquitos. Es un libro para leer en desorden y leerlo muchas veces por si algo se pasó por alto.

De ñapa: les adelantó que estoy trabajando en algunas reseñas del libro más maravilloso que hay actualmente sobre mi escritorio: Loveworks. Una clase maestra de cómo hacer marcas que enamoran. En mi cuenta de Twitter @MariaE22 encontrarán algunos trinos al respecto, sobre todo con casos que vale la pena estudiar ¡Muy pronto les estaré contando más!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s