La magia de lo simple: el corazón de la marca

Y tú qué eliges ¿bonita o común?

Seguramente a esta hora ya muchos de ustedes habrán visto el video viral de Dove que hoy le ha dado la vuelta al mundo. De nuevo esta marca insignia del cuidado personal en el mundo y una de las consentidas de Unilever, ha logrado tocarle el corazón a miles de hombres y mujeres alrededor del mundo.

¿Cómo? Con una campaña que parece muy simple pero que al responder al alma de la marca, ha sido capaz de llegar al corazón de una manera sutil capaz incluso de robar un par de lágrimas. Les recomiendo ver el video porque tal vez no podría hacerle justicia con mis palabras a algo que considero sencillamente magistral.

Lo volvió a hacer, seguramente muchos recuerdan la campaña que giraba alrededor de una serie de retratos de mujeres de todo el mundo que jamás llegaron a imaginar como las veían los demás. También les comparto este vídeo para que sepan de que les estoy hablando.

Ahora si, al grano ¿Qué hace tan sorprendentes estas campañas? ¿Por qué sin vendernos directamente el producto nos enamoran y nos hacen fieles a él? Hace un tiempo cuando veía este tipo de campañas suspiraba y decía “ojalá algún día pueda trabajar en una empresa que tenga presupuestos exorbitantes para poder hacer cosas así” Pero me di cuenta que los ceros en la cuenta bancaria no son necesariamente la respuesta. Y tampoco es la creatividad (aunque tiene mucho que ver). Es el conocimiento de la marca.

Lastimosamente hoy en día son muchas las empresas que aún no se han dado cuenta de la importancia que tiene conocerse y tener claros no sólo sus objetivos, sino su personalidad como marca. Creen que es suficiente con una dirección de mercadeo que haga “cosas bonitas que le gusten al mercado y vender”. Cuando las oportunidades hoy están más en el corazón que en el bolsillo de los usuarios y hay que saber enamorarlos como ya lo dijo hace unos años Kevin Roberts en Lovemarks.

¿Qué tiene que ver todo esto con el mundo digital? ¡TODO! ¿Ultimamente no sienten que ya nos dejó el tren de la web 2.0? Justo cuando habíamos aprendido que era importante estar en medios digitales, abrir cuentas en redes sociales y habíamos empezado a conversar con nuestros clientes. Si, a mi también me da gastritis, pero tenemos que entender que cada vez el tiempo pasa más rápido y nuestros clientes cada día están más viejos ¿Y los jóvenes? Ahí está el reto.

Los millenials. ¿Qué estamos haciendo para conquistarlos? ¿Al menos entendemos como se comunican? ¿Dónde están? Les puedo asegurar que ni en Facebook ni en Twitter. Pero este es un tema al que le dedicaré un post completo más adelante.

Volviendo a Dove. Partamos de ahí, sentémonos a pensar nuestras marcas y a ver donde está ese factor “cupido”. Hagamos cosas sencillas pero de gran impacto. Campañas en el sin fin del mundo en red. Hagan clic al final del vídeo y entiendan a que me refiero. Nos conquistaron con un vídeo y luego nos llevaron a navegar por el mundo del autoestima y el cuidado personal. Para al final, sin que siquiera lo notáramos nos dijeran que las “mujeres que deciden ser bonitas” eligen Dove.

Un comentario en “La magia de lo simple: el corazón de la marca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s